Benavente

Benavente es una localidad de la Comunidad de Castilla y León, perteneciente a la provincia de Zamora y situada próxima a los ríos Esla y Órbigo. Debido a su situación geográifica en el noroeste peninsular y su condición de ciudad interior, tiene un clima continental de inviernos bastante fríos con predominio de heladas y veranos secos y cálidos, aunque no extremos. Desde antiguo ha sido un importante cruce de caminos por lo que posee una completa red de comunicaciones, así por carretera está situada la misma A-6, Autovía Madrid-Coruña que comunica el centro y sur peninsular con Galicia. La A-66, Autovía de la Plata, la comunica con León capital y hacia el sur con otras ciudades como Salamanca, extremadura y Andalucía. La A-52 la comunica con Galicia por la parte de las Rías Bajas y la N-630 que la une con la costa cantábrica. El aeropuerto más próximo es el de León y por ferrocarril la estación más cercana es Zamora. Benavente tiene 18744 habitantes.

Benavente es un importante núcleo de comunicaciones en torno a las vegas del Esla, el Cea y el Órbigo. De origen antiguo, fue señorío de los Alonso Pimentel. La embellecieron con distintas obras artísticas. De su castillo-palacio, sólo subsiste la Torre del Caracol, del siglo XVI, hoy unida al Parador de Turismo. En el Hospital de la Piedad hay una Virgen gótica del siglo XIII. Benavente tiene dos iglesias románicas: San Juan del Mercado, de los siglos XII y XV, y Santa María del Azogue, que es de gran tamaño, con esculturas góticas en su interior. Su Ayuntamiento es neoclásico. La gastronomía ofrece productos de huerta, apetitosas carnes y truchas de su entorno. Muy popular es la Fiesta del Toro Enmaromado.

 

  • Historia

    Debido a su estratégica situación geográfica y su fértil entorno entre dos ríos, Esla y Órbigo, Benavente y su comarca han sido un lugar muy atractivo para el asentamiento humano desde la antigüedad. Antes de la llegada de los romanos, ocuparon la zona los Brigecienses, astures que dieron a la ciudad el nombre de Brigecio. Tras la caída de Roma, pasan por esta comarca suevos y visigodos. Del periodo musulmán no se tiene documentación y tras la reconquista comienza un periodo de repoblación convirtiéndose en un importante ciudad cristiana durante la Edad Media unida a la construcción de monasterios y a la celebración de eventos históricos. En el año 1164, Fernando II le concede Fuero propio y se celebra el Convenio de Benavente que unía los reinos de Castilla y León. Durante el resto del periodo medieval fue objeto de asedios fruto de conflictos bélicos y políticos que cesan en el reinado de los reyes católicos. Las malas cosechas y condiciones de vida traerían como consecuencia un retroceso que se paliaría ya en el siglo XVIII con la llegada de los Borbones. El siglo XIX comienza de manera desastrosa para la ciudad ya que fue arrasada durante la guerra de la independencia. Con la nueva división administrativa de 1833 se incorpora a la provincia de Zamora y comienza a recibir un empuje modernizador con la creación de infraestructuras y la llegada del ferrocarril que se prolonga hasta la Guerra Civil, tras la cual, cae en una recesión económica importante que genera un éxodo de población a zonas de mayor auge. Hoy día es una próspera ciudad donde se ubican varios polígonos industriales, punto vital de comunicaciones y centro de servicios y capital de su comarca.
    • GASTRONOMÍA

    La gastronomía local está presidida por los extraordinarios y variados productos de su rica huerta, siendo el más famoso el pimiento que da lugar a diversos platos típicos como los pimientos rellenos o asados. Las ancas de rana y el bacalao a la cazuela también están entre los platos más tradicionales de la zona. No hay que olvidar los fabulosos asados de carne entre los que sobresale el cordero. Los quesos y productos de matanza son de una calidad excepcional. Entre los postres hay que nombrar los feos, bollos de coscarçon o rosquillas y los que derivan de la tradición conventual como la tarta de císter.

    • Fiestas

    Las Fiestas de la Veguilla son las fiestas patronales de la localidad y se celebran en honor de la virgen de la Vega el segundo lunes tras el Domingo de Resurrección. Tienen lugar todo tipo de actos, bien religiosos como procesiones y misas, bien más festivos como verbenas y bailes. En estas fiestas se solicita el toro enmaromado al alcalde el cual se celebrará la víspera del Corpus y consiste en agarrar al toro por las astas mediante cuerdas. Este acto lo realizan los mozos del pueblo. Semana Santa con el rigos y sobriedad que caracterizan esta festividad en Castilla. Destaca la procesión de la virgen articulada que tiene lugar el Domingo de Resurrección. También se desarrollan en la localidad eventos de carácter cultural como la Feria del Libro, primer fin de semana de agosto, o de tipo gastronómico y comercial como la Feria del Pimiento y Productos de la Tierra celebrada el último fin de semana de septiembre o Las Ferias de septiembre, al principo de mes, dedicada a la artesanía y cerámica.

    ©2006 www.losvallesdebenavente.com

    Aviso Legal - Datos Estadisticos