LAS MATANZAS

El sacrificio del cerdo o cerdos que cada familia había alimentado y cuidado durante todo un año, era un motivo de reunión familiar y degustación conjunta de riquisimas y variadas especialidades que este noble animal nos proporcionaba y proporciona hoy día.

Esta tradición ha ido paulatinamente perdiendo fuelle y ya son pocas las familias que anualmente  se citan en las fechas cercanas o alejadas de San Martín  con las reconocida "Matanza del cerdo".

Algunos pueblos intentan que tales tradiciones no se pierdan por lo que organizan actos y eventos que de alguna forma instruyen, divierten y mantienen viva esta memoria.

Tal es el caso de SANTA CRISTINA DE LA POILVOROSA. Población cercana a Benavente y que pretende  celebrar anualmente un evento participativo  para mantener este trocito de nuestra historia popular.

Reproducimos al articulo aparecido en La Opinión de Zamora y que hace mención a tal evento:

CHANFAINA DEL "LITRI"

 La Asociación Cultura y Pueblo de Santa Cristina rememoran la matanza del cerdo para retener la tradición.20080217_img_20080210_22_05_09_172_150

"J. A. G. «Cuando era un niño mis padres hacían matanza. Salías de casa y no había calle en la que no escucharas el chillido de los cerdos. Todos los vecinos hacían lo mismo». Javier no ha cumplido aún cuarenta años pero recuerda una usanza que el progreso normativo ha ido arrinconado hasta los arcones de la memoria.
Aunque todavía se prodigan las matanzas en los pueblos, han perdido mucho fuste. La Asociación Cultura y Pueblo de Santa Cristina cumple ya dos años tratando de que los niños no pierdan el contacto con una tradición atávica que durante decenios suponía simplemente llenar la despensa familiar de carne para todo el año. «Ahora la gente prefiere comprar la carne o directamente los chorizos». Ganan los pequeños y, sobre todo, los grandes productores, aunque tampoco es menos cierto que «los niños, lo ven un rato y luego se van a jugar a los columpios», remacha Javier.
Heló durante la noche, pero a las once de la mañana, la hora prevista por la asociación para hacer de lo que era en el pasado habitual un icono excepcional del presente, lucía un sol espléndido tras la iglesia de Santa Cristina de la Polvorosa.
El Ayuntamiento subvencionó a la Asociación con 150 euros para comprar un cerdo. Costó 213 el ejemplar blanco que les vendió Andrés Zurro, de Brime de Urz. El animal, con 155 kilos de peso, venía bautizado con el nombre de "Litri" y los hombres que le esperaban para sacrificarlo no dejaban pasar la guasa taurina del asunto.
El berraco no tardó mucho en pasar a mejor vida. Inmovilizado, no dio demasiada faena. Serafín fue matarife durante muchos años en el matadero de Benavente y ayer volvió a empuñar el filo. No ha perdido maña aunque admitiese la falta de entreno. El "Litri" paso a mejor vida sin hacer "mala sangre" y en apenas una hora los hombres los chamuscaron, lo lavaron, lo abrieron en canal, le arrancaron el "alma", le sacaron las tripas y lo lavaron con mimo y esmero. Luego afinaron la garganta con un vaso de vino y un poco de embutido y queso. El "Litri" era trasladado, abierto en canal, a una nave para orearse. Las vísceras serían cocinadas a las tres de la tarde para hacer chanfaina, el no menos antiguo guiso de patatas con sangre, hígado y otras entrañas perecederas del animal.
Para esas, los hombres, las mujeres y los pocos niños que participaron en el sacrificio se iban marchando del descampado de la iglesia. Los mayores no dejaron de desear salud para volver el año que viene.
A la hora de comer el éxito de la matanza estuvo garantizado. Cerca de doscientos comensales se sentaron a la mesa para degustar la chanfaina. Luego los hombres continuaron la faena: despiezar el animal. Los lomos, la cabeza, los solomillos tenían destino. En los premios del reciente carnaval no sólo había dinero para lo mejores disfraces, también carne de "Litri". El resto del animal se hizo filetes. A las ocho y media de la tarde se prepararon las brasas y todo el pueblo dio cuenta del animal. Del "Litri" no quedaron ni los andares.
"

©2006 www.losvallesdebenavente.com

Aviso Legal - Datos Estadisticos