Noviembre 27, 2010
Las exquisiteces, mejor caseras

 En los labios, en las papilas, en la boca se aprecia un fuerte sabor a limón. No se trata de la rumba de Manolo Escobar, se trata de una de las recetas de la abuela que las mujeres de Quiruelas se aprestan a elaborar con todo cariño. Y vaya si lo han hecho. Una crema a base de limones sirve para adentrarse en las sesiones sobre técnicas de conservación, maceración y elaboración de licores que el grupo de féminas viene desarrollando en esta localidad.


bvte_150Dirigidas por la monitora del CEAS de Benavente, Milagros García, las mujeres de Quiruelas «moldean» sus habilidades sobre la mejor conservación de los productos de temporada, las frutas y hortalizas e, incluso, algunos de estos productos sirven para la elaboración de licores. «Se trata de aprovechar durante todo el año los cultivos de temporada», advierte la monitora del curso en el que participan más de 20 mujeres y un solo varón.


Un especial cuidado con los tarros donde se van a embotar las hortalizas y productos, una también especial selección de los productos y su manejo con cuidado y, cómo no, una atención especial a todo el proceso tanto para la conservación como en la elaboración de licores. Todo es artesanal, «como se ha hecho todo la vida», explican.


De aquí saldrán especialistas en la elaboración de alimentos en conserva artesanales. Se trata de conocer las técnicas de conservación con el fin de asegurar la mejor calidad, el sabor y el color aplicando la receta de siempre y con los utensilios de cocina caseros. Las mermeladas, los dulces, las verduras, los licores son objeto de atención del grupo de mujeres catadoras de alimentos y licores, en definitiva de sabores.


Los dulces de membrillo, cuya proporción de azúcar sobre la cantidad en peso del fruto suscita un vivo debate entre las participantes en el curso, las elaboraciones de verdura al natural, el proceso de maceración de los productos y los licores. Hasta ahora, todos con una composición elevada de azúcar dispuesta a corregir por parte de la mayoría de las féminas. Eso si, con un sabor inconfundible y evidenciando una óptima textura que sería la envidia de los más delicados gourmets.


El trabajo en equipo se trasladará posteriormente por cada alumna a nivel individual a su casa. Quien más quien menos ya conocía el proceso de embotar al baño maría, ahora con una mejor técnica y, a partir de ahora, a elaborar licores.


Fuente: La Opinion 27/11/2010

Regresar

©2006 www.losvallesdebenavente.com

Aviso Legal - Datos Estadisticos