Agosto 5, 2010
Mañanes tacha de «histórica» la llegada de agua del Tera a los grifos de la ciudad

Con gran satisfacción el alcalde de Benavente, Saturnino Mañanes, abría a las doce de la mañana de ayer la llave de paso que daba entrada al agua procedente del río Tera en el depósito de la ciudad situado en la carretera de La Coruña.


«Este es un día importante que marcará el futuro de nuestra ciudad» afirmaba Mañanes, quien añadíó «a partir de ahora entra un agua de una calidad reconocida y contrastada, un agua que no ha recibido en su recorrido ninguna clase de herbicidas ni pesticidas y baja en cal, lo que se notará en la salud de la población así como en la conservación de la red de suministro y de los electrodomésticos».


En el transcurso de este acto no se olvidó Mañanes de recordar a todos los alcaldes que le han precedido y que trabajaron para conseguir este objetivo. «Jesús María Saldaña, Antonio Zapatero y Manuel García Guerra ya comenzaron a trabajar en este proyecto hace unos veinte años y fue en el año 2000 cuando, después de una fuertes inundaciones la empresa Aguas del Duero ofreció un anteproyecto de traer agua desde el Tera.


El anteproyecto se incluyó en los Presupuestos Generales del Estado en el año 2002 y fue aprobado en febrero del 2003». Continuó haciendo historia el alcalde de Benavente señalando que en el año 2007, cuando ganaron el gobierno municipal el proyecto ya estaba en marcha, proyecto que ahora ha finalizado. Comparaba Saturnino Mañanes el momento que la ciudad vivía ayer con otro histórico que se vivía en Madrid hace 170 años, cuando se inauguraba el Canal de Isabel II afirmando que ese fue un momento muy importante para el despegue económico y social de la capital. «A partir de ese momento Madrid comenzó a crecer hasta llegar a lo que es hoy en día, una ciudad con seis millones de habitantes, marcando las diferencias, pero creo que esto también será un acicate para el despegue de Benavente, una ciudad en la que a partir de ahora vamos a tener un agua de calidad, que es una de las primeras necesidades de los ciudadanos».


9_150_01Una vez que comienza el llenado del depósito de la carretera de la Coruña, el agua continúa su recorrido al otro subterráneo de La Mota y de ahí se distribuya a toda la ciudad.


En un principio, según informó Manuel Vega, concejal de Régimen Interior, el proyecto no contemplaba la intercomunicación de ambos depósitos, con lo que unos benaventanos tendría agua del Tera y otros continuarían con agua del Órbigo, pero, afirma «a través de la negociación conseguimos que se intercomunicaran ambos depósitos, lo que supuso un coste adicional, de cerca de 40.000 euros, este gasto corrió a cuenta de la empresa Aguas del Duero».


Fuente: La Opinion 5/8/2010

Regresar

©2006 www.losvallesdebenavente.com

Aviso Legal - Datos Estadisticos